...lo que mas bronca me da...es haber sido tan gil...

Los que se atrevieron


Enrique "Mono" Villegas


Yo nací porque no me consultaron antes",decía Enrique Villegas a propósito de su aparición en el mundo, acontecida el 3 de agosto de 1913, en el porteño barrio de Palermo.

Según contaba el propio interesado, su padre pasó por la odontología, la abogacía y recaló profesionalmente en la riña de gallos.

Su madre murió a los 6 meses de su nacimiento, y era tan joven que "su única función en la vida fue tenerme a mí", resumía su hijo.

Cuando Enriquito descubrió la música, encontró la razón de su vida. "Yo no he tenido infancia ni adolescencia ni madurez. Desde que agarré el piano a los 7 años, no he dejado de hacer la misma vida", solía decir.

En 1932 tocó en el Odeón la reducción para dos pianos del Concierto en Sol de Ravel. Dos años después, dio a conocer en nuestro país Rhapsody in blue, de Gershwin, una obra que le iba a dar grandes satisfacciones mucho tiempo después.

Su primer trabajo profesional fue como pianista de Eduardo Armani, una orquesta que tocaba en el Alvear Palace Hotel y en radio El Mundo, en 1935.En 1941 presentó su obra Jazzeta en el teatro Casino, con Carlos García como solista. Un par de años después armó el Santa Anita Sextet, y a fines de los 40 remplazó a Horacio Salgán como acompañante del dúo folclórico Martínez-Ledesma.

En 1950 se despachó un concierto en el teatro Odeón, cuyo programa de tres partes, con folclore, música clásica y jazz resultaba una clara declaración de sus principios, sin otro dogma que la libertad. Fue uno de los fundadores del Bop Club local, la asociación lícita de los admiradores nativos de Charlie Parker y su gente.

En 1953 escribió la música de Un tranvía llamado Deseo, para la compañía de Mecha Ortiz.En 1955, el sello Columbia lo hizo grabar en Nueva York junto a dos grandes: el contrabajista Milton Hilton y el baterista Cozy Cole.

Le fue tan bien que a un productor no se le ocurrió mejor idea que proponerle grabar... boleros. "No soy cantante, ni lo seré", respondió el Mono, y se volvió por donde había venido.En ese y sus muchos otros viajes, escuchó y conoció a Bud Powell, Ellington, Count Basie, Art Tatum, Cole Porter y Nat King Cole, y hasta tocó en piano a cuatro manos con Erroll Garner.

Una frase suya:

"No hay un jazz argentino. Hay, sí, argentinos que hacen jazz"


Data Gabriel Senanes


Tanguetto

tanguetto@hotmail.com



Caminito

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger SAFIRO dice...

Me gusta el Jazz, y el Mono Villegas ha sido de los que se me metían en el alma.
Pablo, perdí las pastillas, me olvidé hasta de que color era la de la mañana, ni la fosfovita tomé.
Lo ví al Mono y solo con su piano y creo que era en la "Corneta del cazador", en esa época yo frecuentaba extraños reductos y los tengo mezclados.
Hermosa su música, y esta versión es lindísima.
LLevo un buen rato escuchándolo...me llena de nostalgia.
me quedo un ratito más.

Gracias por tus palabras en Alfonsina.

Que tengas lindos días!

BESOS!

miércoles, noviembre 21, 2007 2:48:00 p.m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) dice...

Muy buena musica.

gracias tanguetusss

Un besusss

petrussss

todo ssssss

:)

mal portadussss

jueves, noviembre 22, 2007 12:50:00 a.m.  
Blogger claudia dice...

hola!
gracias por tus mensajes en mis blogs
me encanta esta música!!! es muy sensual, esta versión de caminito me flipó! no la conocía, y está genial :)
me quedo un rato escuchandola, que lindo

besos pablo
claudia

domingo, noviembre 25, 2007 12:23:00 a.m.  

Publicar un comentario

Editó esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home

Perfil de Facebook de Tango Tanguetto Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Put a Pin on the Map